Tiempos mejores para los opositores

Mientras desbrozamos el camino hacia el momento de la verdad, a menudo  mi pensamiento vuela al pretérito y pregunto: ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Acometemos el mes de noviembre, medio  trimestre ya conquistado. Familiarizados con el sistema de oposición, vamos adquiriendo habilidades en la resolución de casos prácticos y demás parte de la oposición.

Mientras desbrozamos el camino hacia el momento de la verdad, a menudo  mi pensamiento vuela al pretérito y pregunto: ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Afirmo rotundamente que cuando los gobiernos autonómicos con lengua propia nos permitían opositar sin el injusto requisito previo del dominio de su idioma y nos daban dos años de plazo, conseguida la plaza, para aprenderlo con suficiencia, eran tiempos mejores.

Los gobiernos centrales les han permitido gratuitamente que nos excluyan  de Cataluña, Galicia, País vasco, Baleares, Valencia, por no saber hablar su idioma… En cambio ellos, los opositores de estas autonomías, sí que pueden venir a Andalucía (¡bienvenidos sean!; ellos no tienen culpa de que se les otorgue ese privilegio).

No se nos ocurre ser excluyentes ni exigirles como requisito dominar el «habla andaluza». Nosotros no marginamos a nadie por razón de raza, etnia, religión, ideas ni idioma, pero no crean que es fácil expresarse en: «granaíno»,»jiennense»,«malacitano»,«gaditano»,»cordobés»,»onubense», «almeriense» o… «sevillano».

¡Ahí es ná!  ¡Menuda riqueza lingüística!

-No es un idioma, ni siquiera dialecto, dirían  los políticos de turno y los agraciados.

– Hasta ahí llego, listillos, les diría yo cortésmente.

Reflexionemos: transcendiendo el mundo confuso y manipulable de los conceptos y superando  los términos de «idioma, dialecto, habla, deje»…¿No es cultura andaluza nuestra habla? Evidentemente,  igual que su «idioma cooficial».

No es broma, es lo que pienso. A lo sumo,  es ‘ironía’. No deseo que se impida la entrada a nadie poniendo obstáculos insalvables, pero pido (ya sé que es pedir inútilmente) que se nos trate con el mismo rasero.

Autonomías ídem a «reinos de taifas».

¡¡¡Claro que hubo tiempos mejores que los actuales!!!

Pepe Vera, gerente de Academia 21 Oposiciones

 

Deja un comentario