Educación Física

¿Por qué esta distribución?

Respecto al número de temas, una entrega proporcional del temario implicaría la entrega de seis o siete temas en el último mes; con lo que las posibilidades de que un aspirante prepare éstos se reducen considerablemente. Para evitar esta situación, se ha optado por repartir siete temas al mes los nueve primeros y dos temas el último mes.

En relación al contenido, en primer lugar, se entregan los temas «didácticos»; son temas que abordan contenidos precisos para la resolución de supuestos prácticos. Hay una excepción, el tema de las adaptaciones curriculares, por una cuestión de eficiencia en el estudio, aunque la atención a la diversidad está omnipresente en toda la preparación.

Tras éstos, la distribución del contenido responde a una posible valoración del éxito y el esfuerzo respetando los bloques de contenidos de la materia.  El primer bloque es el de “Condición Física” y “Cualidades motrices”, luego el tema de “Salud”, “Deportes” y “Juegos”, “Expresión” y “AFMN”; finaliza la entrega con “otros”.

Es una apuesta personal del preparador que considera mejor preparar el tema, por ejemplo, del sistema muscular antes que uno de deportes o el de epistemología, porque las posibilidades de obtener una valoración objetiva son mayores; esto es, que si está bien preparado, obtenga una buena valoración. En el segundo caso, el tema permite muchos enfoques y quizás el Tribunal espere uno diferente al nuestro. Respecto a la epistemología, este contenido no tiene mucha aceptación en el gremio, hay posibilidades que nuestro lector no tenga una buena actitud y, finalmente, no perciba bien el mensaje, por bien que éste esté desarrollado.

¿Cómo son los temas?

El temario oficial son una serie de epígrafes relativos a un tema que el opositor ha de desarrollar por escrito en un tiempo determinado por la Convocatoria (entorno a las dos horas).

Una estrategia de preparación, habitual en otros preparadores, es facilitar temas extensos que el aspirante debe personalizar. En esta ocasión, los temas son una apuesta personal del preparador, lo que le gustaría escribir sobre el tema en dos horas si tuviera que volver a presentarse. “Solo” hay que estudiarlos y “fusilarlos”. Esto permite estudiar mayor número de temas y tener más probabilidades de éxito en el sorteo.  Tal y como dice Ramón Campayo en su libro “Desarrolla una mente prodigiosa”: «Recordad que en una oposición con exámenes de desarrollo, el objetivo es aprobar el examen aprendiendo solo lo necesario (…) con la mayor fiabilidad posible. Ya aprenderemos más cosas cuando tengamos nuestra plaza».

Además de la extensión, se ha trabajado para que sean productos acabados. Muchos piensan que lo más importante es que el tema contenga mucha información relativa al tema, pero si el tema no tiene calidad expresiva, mucha de esa información, del mensaje, no llegará al receptor. La lectura debe ser lo más amena posible. El Tribunal con una lectura rápida debe poder comprender el tema. Esto implica aspectos formales (una adecuada caligrafía, estructuración del espacio,…) y de contenido (escribir sobre una idea central, párrafos conectados, vocabulario inteligible y expresiones sencillas).

PRIMERA PRUEBA. PARTE PRÁCTICA

Aunque en nuestra materia hay aspectos prácticos que requieren procedimientos algorítmicos y heurísticos para su resolución y que permiten una valoración objetiva;  el análisis de los supuestos prácticos planteados en convocatorias anteriores constata que en nuestra comunidad (y en la mayoría) siempre se ha apostado por supuestos prácticos tipo ensayo, subjetivos.

La última convocatoria de oposiciones establecía que los supuestos prácticos estarán relacionados con contenidos del temario vigente. Lo que puede llevar a plantear supuestos por temas. No obstante, en el análisis anterior vemos que éstos están centrados en aspectos curriculares donde algunos temas son omnipresentes, como la atención a la diversidad y otros ausentes, la historia. Por ello, cada mes se facilitan una serie de supuestos sobre aspectos curriculares intentando priorizar aquellos que están relacionados con los temas facilitados.

SEGUNDA PRUEBA. PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA

La preparación de esta prueba  está centrada fundamentalmente en la defensa oral  de la misma, el objetivo es lograr que el aspirante defienda la misma con originalidad, demostrando conocimientos legislativos, científicos, prácticos, pedagógicos y didácticos de la materia y  habilidades docentes blandas (empatía hacia el alumnado, pasión por la docencia, humildad, …).

Respecto al documento, muchos aspirantes pierden mucho tiempo para elaborar el mismo, luego cuando proceden a su defensa, el Tribunal se limita a ojearlo. Una vez se convoque las oposiciones se le facilita al aspirante un documento ajustado a las características de la convocatoria que solo debe personalizar, lo que permite dedicar más tiempo a otros aspectos más importantes.

SEGUNDA PRUEBA. UNIDADES DIDÁCTICAS

Como en el anterior, la defensa oral de las unidades didácticas debe “vender” un docente actualizado y vocacional. A diferencia del anterior, la preparación de esta prueba no se limita a la exposición. Las unidades didácticas son consideradas un pilar esencial de la preparación de las oposiciones y se profundiza en todos los aspectos didácticos y pedagógicos de la misma, intentando profundizar al máximo en las mismas para que aquellos aspirantes sin experiencia docente previa sobre el contenido puedan imaginarse, cual vivencias, las situaciones que éstas plantean. Esto es importante tanto para una defensa convincente de la unidad didáctica como para la resolución de supuestos prácticos.

3. Grupos y horario

Grupo de Jueves tarde:

  • De 17 a 21 horas, clase
  • De 21 a 22 horas, tutoría

 

CONSULTA CON NUESTRA SECRETARÍA EN EL TELÉFONO 958520604

O PONTE EN CONTACTO A TRAVÉS DE NUESTRO CHAT

O BIEN CUMPLIMENTA Y ENVÍANOS  EL FORMULARIO QUE APARECE EN NUESTRA WEB

 

TE ATENDEREMOS EN TUTORÍAS PERSONALIZADAS

PIDE CITA Y CONÓCENOS

CALLEJÓN DE ANTONINO, 4, BAJO (A ESPALDAS DEL HOTEL “LOS PATOS” DE RECOGIDAS, GRANADA 18002)